*****

Mamá, mamá… ¿el inodoro da vueltas?

– Mamá, mamá… me voy de caza.
– OK, llevate la escopeta
– No, ez que me voy de caza pada ziempde.

– Mamá, mamá… ¿el inodoro da vueltas?
– No, hijito…
– ¡Entonces me cagué en la lavadora!

Mama, mama como es que tu eres blanca, mi papa es negro y yo soy de piel amarilla?
Ay, hijito, si supieras que fiesta hubo aquel dia, deberías alegrarte de no ladrar!

Opina

*